| Mapa Web |
Antón Chéjov. El escritor y su oficio
Inicio -> Recursos para el escritor -> El escritor y su oficio
Escribe tu e-mail y te informaremos de nuevos talleres, publicaciones y otras actividades
El escritor y su oficio

ANTóN CHéJOV

Antón Chéjov

«Antón Pávlovich Chéjov (1860-1904) nació en la pequeña ciudad de Taganrog, en 1860. Su abuelo fue siervo y compró su libertad por 3.500 rublos. Su padre se arruinó como tendero y buscó suerte en Moscú. De los 16 a los 18 años, Chéjov permaneció por su cuenta en Taganrog; luego siguió a su familia a Moscú, donde estudió medicina. A los 23 años escribió el cuento En la peluquería, donde el dueño del local se complace en ver a sus clientes reflejados en un espejo que los distorsiona. Aunque sus primeras viñetas tuvieron un tono humorístico, Chéjov se sintió cautivado desde muy pronto por ' la belleza sutil, apenas perceptible, del dolor humano ' . Escribió sin tregua para los periódicos y, a partir de 1888, para las revistas literarias. Su trabajo como médico no interrumpió su infatigable producción narrativa. A los 29 años supo que padecía tisis y que su vida sería breve. Al año siguiente emprendió un extenuante viaje a la colonia penitenciaria de Sajalín para escribir un extenso reportaje. En el resumen que hizo de su biografía para el editor de la revista Siever, escribió: ' En 1891 hice una gira por Europa, donde bebí vino espléndido y comí ostras. [...] Descubrí los secretos del amor a los 13 años. Mantengo excelentes relaciones con mis amigos, tanto médicos como escritores. Estoy soltero. [...] No obstante, todo esto no vale nada. Escriba lo que le parezca. Si no hay hechos, sustitúyalos por un comentario lírico ' . Sus compañeros de viaje comentan que en Roma costaba trabajo interesarlo en las ruinas; sólo se fijaba en las personas y en sus ropas. Aunque conocía bien Moscú, rara vez escribió de temas urbanos. Sus recuerdos de infancia y adolescencia en Taganrog; su trabajo de médico rural y sus temporadas de convalecencia en Yalta le permitieron conocer a los campesinos, los cocheros, los cazadores furtivos, los oficiales desplazados, las niñas descalzas y las señoritas de provincia que pueblan sus relatos. Aunque a veces sus protagonistas se juntan para combatir el frío en torno a un humeante samovar, sus cuentos presuponen un paisaje extenso, amenazante, inconquistable. En su opinión, el ' alma rusa ' dependía de la inaudita soledad de la estepa. Fue amigo de Tolstoi, quien le dijo: ' tus obras de teatro son aún peores que las de Shakespeare ' , pero admiraba sus maneras suaves y su andar ' de muchacha ' . Poco antes de morir, Chéjov dedicó una hora a escoger el pantalón que se pondría para recibir al autor de Guerra y paz. Como sus cuentos, su vida amorosa se escribió en episodios breves; sostuvo amoríos intermitentes, en general con mujeres casadas. En 1885 le escribió a un amigo: ' Deme una mujer que, como la Luna, no aparezca todos los días en mi cielo ' . Tres años después contrajo matrimonio con la actriz Olga Knipper. Aunque ella cumplía con el requisito de estar más presente en los escenarios que en la casa, Iván Bunin juzgó que el enlace de su amigo era ' un suicidio peor que Sajalín ' . El matrimonio ocurrió básicamente por correspondencia. Enfermo de los pulmones, Chéjov residía la mayor parte del año en Yalta mientras su esposa actuaba en Moscú. Peter Brook leyó el epistolario en clave chejoviana y lo llevó a escena, mostrando la fuerza dramática de los papeles secundarios del escritor y su mimética esposa. Chéjov murió en Badenweiller, a los 44 años. En las últimas anotaciones de su diario se queja de lo mal que se visten las alemanas. Su cadáver fue trasladado a Rusia en ferrocarril. Alguien que no lo había leído pero que ya pertenecía a su siglo, confundió los bultos en el vagón de carga y colocó en su ataúd un letrero que decía: ' Ostras frescas ' ».
Juan Villoro


La obra

Chéjov mantuvo, desde 1879 hasta 1904, una intensa correspondencia con sus familiares y amigos, además de numerosos escritores y gente de la profesión como su editor y directores de compañías teatrales. La correspondencia publicada en las obras completas en ruso –dirigidas por N.F. Bélchikov- abarca doce de los treinta volúmenes de que se compone. Son tres mil quinientas de las más de cuatro mil misivas que se calcula que escribió.
De este enorme corpus se han seleccionado casi doscientas cartas representativas de su labor creativa y de sus valores como ser humano en Consejos a un escritor (disponible en nuestra colección El Oficio de Escritor).

Desde su experiencia como dramaturgo y narrador Chejov ejerce una actitud crítica de una honestidad inusual sorbe los textos de sus escritores coetáneos, al mismo tiempo que ejerce un magisterio generoso y honesto con su hermano y los jóvenes autores o admiradores que le envían sus escritos.
Por estas páginas desfilan su hermano mayor, Alexander, que iniciaba una carrera como escritor siguiendo los pasos de su hermano pequeño. Pero también observamos la relación con Gorki desde la juventud y los primeros trabajos de este, hasta la carta al director de la Academia de Ciencias en la que Chéjov renuncia a ser académico al enterarse de que se ha rechazado a Gorki como miembro de la institución.
Pero también está reflejada la relación con su editor y amigo Alexéi S. Suvorin, o las cartas en las que la relación íntima con su mujer Olga Knipper deja paso a comentarios sobre los textos o las representaciones de sus obras que están en marcha. La relación con Stanislavski y su teatro del Arte se trasluce en las cartas que le dirigió.
La obra epistolar de Chejov es inmensa y abarca muchos y variados temas, pero es más que ninguna otra cosa un documento insoslayable para entender la literatura rusa de su tiempo y en particular la del propio Chéjov. La génesis e interpretación de relatos como Felicidad, Crisis, La estepa, El monje negro… o de dramas como Ivánov, La gaviota, Tío Vania y El jardín de los cerezos.
Aunque, por encima de todo esto, nos demuestran el ejemplar compromiso ético y cívico del autor, que disecciona los problemas de su país o de Europa –como el caso Dreyfus- y mantiene su independencia absoluta como creador.




Los talleres por Internet aprovechan las grandes posibilidades de interactividad que el medio ofrece para el trabajo en grupo. Sus grandes ventajas son la inmediatez en la recepción de los materiales y el  intercambio entre personas que residen en lugares muy diferentes de España y del resto del mundo.


Nuestros talleres se imparten en en pleno centro madrileño, a unos pasos de la Gran Vía y de la calle San Bernardo. Ofrecemos horarios de mañana, tarde y noche. Además puedes incorporarte en cualquier momento del año.


Nuestro taller más tradicional usa el correo postal como medio para interconectar a los participantes. La original forma de funcionar de este taller ha inspirado a todos los talleres que hoy encuentras en Internet. A veces llegan cartas...

Novedades
Nuevo
Guía de Premios y Concursos literarios en España 2011-2012
Nuevo
Vitamina C
Los participantes de los talleres de narrativa fuentetaja
Seleccion del Catalogo
| Mapa Web | Talleres de escritura | Catálogo editorial | Recursos | Nuestro equipo | Acceso a talleres |
Visítanos
Talleres de escritura creativa y Ediciones Fuentetaja
C/ San Bernardo 13, 3º Izquierda; 28015 Madrid
Tel: 91 531 15 09
info@fuentetajaliteraria.com
www.fuentetajaliteraria.com
Información de Novedades
Escribe tu e-mail y te informaremos de nuevos talleres, publicaciones y otras actividades.