Fuentetaja

 

Boletín de novedades

Regresar a: Catálogo

El oficio de escritor

Autor: Ana Ayuso
190 pp.
13x21.5
Precio
Precio:18,00 €
Ejemplares:
El oficio de escritor es una selección de textos de los más importantes autores sobre la práctica literaria. Además de un placer para cualquier buen aficionado a la literatura, este libro será una valiosa herramienta de aprendizaje y reflexión para todos aquellos interesados en la escritura creativa.

Se han elegido sobre todo a escritores de Europa y América de los siglos XIX y XX que han cultivado principalmente el relato y la novela, desvelando el misterioso arte de contar historias.

-Textos de Conrad, Rilke, Kafka, Flaubert, Borges, Simenon, Woolf, Duras, Pessoa, Onetti, Faulkner, García Márquez, Nabokov, Rulfo, Highsmith, Proust, Bioy, Bernhard, Monterroso, Carver, etc...

«Papeles. Cuentos. Novelas. Poesías. Diarios. Cartas. Papeles. Laberintos de papel. Papeles siempre a cuestas. Garabatos de tinta en el viaje, en el despacho, en la casa familiar, mientras los niños corren por el jardín. Papeles junto a la mesilla de noche, al lado de la taza de café, en el dormitorio o en la cocina.
Papeles inacabados, siempre inacabados. Los escritores nunca están satisfechos, siempre en el camino, mirando el mundo entre visillos, cargando con el peso de cien años de soledad.
Mañanas, largas tardes, noches en vela. Días enteros en las ramas. Entre la vigilia y el sueño.
Obsesionados. Felices o desgraciados, pero siempre obsesionados por captar con palabras aquello que ven, que miran, que sueñan. Como si un Dios les hubiera dotado con la virtud dañina del desasosiego, o un hada les hubiera concedido el deseo temible de no ser uno, sino varios, de luchar siempre contra sus muchos. Todos distintos y todos iguales.
Sólo entienden el mundo si lo escriben. Sólo si inventan la realidad la comprenden.
Esos laberintos de papel que viven más allá de ellos, tienden puentes entre padres e hijos, recrean un continente de palabras que, poco a poco, dibuja el rostro de la literatura. «Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo —dice Borges—. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara». Así, todos los escritores, con sus vidas, con sus frustraciones, sus alegrías y sus espantos, han construido un rostro, un mapa de los deseos.
Esperamos con este libro darles los planos del tesoro, ese lugar adonde llevan todos los caminos, todas las huellas, ese lugar donde se esconden en un viejo cofre, tocadas por mil manos y aún nuevas, las palabras.»

del Prefacio de Ana Ayuso